frases-feminisras-graciosas.jpg

Las mujeres somos ocurrentes, somos espontáneas. Somos honestamente brutas muchas veces, y brutalmente honestas en otras. Somos más cariñosas, más atentas, más sensibles, y menos predecibles. Muchas veces no se sabe cómo vamos a reaccionar, qué es lo que nos va a acercar o alejar de una persona, qué nos va a enojar y que va a hacer que riamos por horas.

Es cierto que además podemos ser muy graciosas con muy pocos recursos, y que solemos ser menos crueles que los hombres. Aún así, tenemos frases muy ocurrentes que nunca van a dejar de identificarnos.

“Nosotras tenemos muchas ventajas más que ellos por ser mujeres: Nosotras sabemos que nuestro hijo, es nuestro. Nosotras es muy poco probable que nos quedemos peladas, salvo lamentables excepciones. El simple acto de preparar un huevo frito no constituye un riesgo para la integridad de la cocina o la casa. Si una noche no tuvimos un orgasmo, no entramos en una crisis existencial, y probablemente le echemos la culpa a él. Para nosotros el examen ginecológico sin ser un placer tiene bastante más onda que el examen de próstata. Si un día le decimos no, gracias a una cerveza, somos consideradas más sanas que anormales. En nuestro casamiento seremos una estrella, la novia. En cambio ellos son muñecos acompañantes. Nosotras con llorar, logramos el 99 por ciento de las cosas. Ellos ni con mil gritos lograrían llegar apenas al 1 por ciento. Ese 1 por ciento que no pudimos arreglar con lágrimas, la arreglamos con chocolate.”