chistes-fuertes.jpg

Las mujeres solemos ser un poco más cuidadas en nuestro lenguaje que los hombres. Aún así, siempre existe un momento que nos puede sacar de lugar y hacer que aflore de nosotros ese hombre primitivo que habla ordinariamente para dirigirse a los otros.

Es verdad, podemos ser mal habladas, podemos ser desubicadas, y utilizar ese lenguaje que generalmente no utilizamos. Lo más probable que eso termine utilizándose, en aquellas situaciones que nos terminan demasiado la paciencia. Aquello que verdaderamente nos hace enojar con ellos. O aquello que nos hace reír muchísimo con nuestras amigas.

Una vez que dejamos las formas de lado y que podemos hablar con sinceridad, hay una lista de chistes feministas fuertes que son los que más nos gustan, pero que son los que menos nos animamos a contar delante de la gente, o delante de alguno de los primates a los que se refiere.

¿Qué es un grano en el pene de un hombre? Simple, un tumor cerebral.

¿Por qué les sale la barriga a los hombres a una determinada edad? Para que no vean como se les queda fláccida su herramienta.

¿Qué le pasa a un hombre cuando lo capan? Definitivamente descubre que puede pensar con la cabeza.

¿Qué tienen en común los hombres con un microondas? En que ambos se calientan en menos de quince segundos.

¿En qué se parecen los hombres a la pizza? En que en diez minutos después de la llamada, lo tienes caliente en tu puerta.