chistes-feministas-cortos.jpg

Es bastante improbable que puedan encontrarse chistes feministas largos. Las mujeres es muy raro que dediquen todo aquel tiempo y dedicación que los hombres le dan a preparar contar y dramatizar un chiste dentro de una reunión de pares. En el caso de las mujeres suele ser más rápido, espontáneo y menos complicado.

Es verdad, y es necesario reconocer también que las mujeres tienen más memoria para recordar una novela entera, o la lista extensísima de cosas que los chicos deben llevar al colegio, pero tal vez no para recordar un chiste de cinco minutos. Es que la mente de femenina está preparada para aquellas cosas que sí o sí dependen de su persona, como el trabajo de los hijos y una familia.

La idea es poder contar algo fácil de decir, chistoso en el momento, oportuno y que no sea tan denso de recordar, con un principio un nudo y un desenlace más bien rápido. Por ejemplo, entre buenos chistes cortos que seguramente una mujer entre amigas puede decir espontáneamente y que de seguro va a recordar pasado ese momento, pueden destacarse varios, “cortitos y al pie”, como suele llamarse.

“-¿Por qué existen los hombres? Porque todavía los vibradores no invitan copas, ni pagan en las primeras citas”.

“-¿Cómo elegirías los tres hombres más tontos del mundo?, pregunta una mujer. Fácilmente contesta otra; ¡Al azar!”.

 “-¿Qué hay detrás de un hombre inteligente?, se preguntó alguna vez una mujer y rápidamente se dio cuenta: Una habilidosa mujer ventrílocua”.