se-rien-para-no-llorar.jpg

Las frases que caracterizan a las mujeres no deben ser sólo de tinte feminista para que sean divertidas. Ni tampoco sólo tener que dirigirse a los hombres. Es cierto que las mujeres no suelen reírse de ellas siempre con diversión.

Muchas veces es más con burla ni con sorna que por gracia. Aún así, no por eso dejan pasar la oportunidad de reírse de otros o de ellas mismas es más común que el chiste o la frase graciosa sea espontánea y por alguna situación del momento. Suelen reírse de la desgracia ajena, y es cierto que muchas veces se ríen para no llorar.

El género femenino salvo excepciones suele ser más premeditado, piensa más las cosas, problematiza más, y hace de cosas pequeñas, más grandes; cuando los hombres sólo ven pequeñeces. Cuando una mujer pasa el día entero deshojando margaritas y nunca obtiene un sí, cuando sus relaciones no superan la primera cita, y cuando en su vida se reduce a la conexión en Facebook es obvio que; o se tiene que pegar un tiro, o se tiene que reír para no llorar. U obvio, le echa la culpa a otro.

Los hombres que valen la pena cruzan el mar de la vida nadando. Los demás se contentan con bañarse en la orilla.

“Entre más conozco a los hombres, más admiro a los perros”.

“Existen varias clases de hombres. Yo solo conozco a unos: los comunes”.

“El hombre es una mujer incompleta, un aborto con patas”.

“Los hombres son como los paños de cocina los dejas en la ventana y te los quita la vecina”.